Cabello Sano

Consejos-para-tener-un-cabello-sano-problemas de mujer

Hay muchas enfermedades del cabello relacionados con la alimentación. La caí­da del cabello o la falta de brillo o lozanía son algunas de ellas, que pueden tener que ver con la dieta que si­gue. Se puede decir que pueden surgir si no se in­gieren alimentos lo sufi­cientemente sanos como frutas, verduras, legumbres, cereales o fibras.

No se recomienda comer habitualmente grasas, cho­colates, alimentos fritos, o incluso eso que nos gusta tanto atiborrarnos en vera­no: los helados.

Vigilar lo que comemos no es sólo beneficioso para el cabello sino también para el organismo y, en general, es un paso para mantener una vida adecuada y sana.

UNA ALIMENTACIÓN SANA

Una buena dieta va ligada, sin duda alguna, a un equi­librado nivel de fibras. Estas son muy beneficio­sas además de las proteí­nas y carbohidratos.

Puede encontrar la fibra en vegetales y en el ger­men de trigo. Son imprescindibles para hacer una buena digestión. No pue­de olvidar las grasas po­liinsaturadas que se en­cuentran en los aceites vegetales, lo que bien co­noce como la oliva, el gi­rasol, el maíz, la uva, etc. En cuanto a las proteínas, puedes ingerirlas princi­palmente en la carne y también en huevos, en la leche, en las legumbres y en los cereales. Por lo tanto, un desayuno ideal estaría en la combinación de cereales y leche. Para un equilibrio energético en nuestro organismo nada mejor que los carbohidra­tos. Estos debe buscarlos en las frutas y en cereales integrales que son los mejores.

PROCURE TOMAR… Sobre todas las cosas, fru­tas y hortalizas, los reyes de la alimentación. Manténgase siempre hidratada, bebiendo grandes cantidades de agua, unos dos litros al día. Esto también le irá bien para la celulitis.

La leche que tome que sea descremada, con poca gra­sa y calorías. Sus ensaladas

que sean verdes y conviér­tase en una adicta a las lar­gas caminatas.

NUNCA TOME… En la medida de lo posible, todos los fritos y las gra­sas. Es importante que esto no esté dentro de la rela­ción de alimentos que tome a diario. El café de las ma­ñana tampoco ayuda nada a su pelo, al igual que el vicio del tabaco. Aunque se sabe que es lo más difícil, intenta evitar los dulces y bollos. Procure también re­lajarse y no verse envuelta en un camino sin salida ha­cia el estrés.

Cambiar sus hábitos ali­menticios es bien fácil y le ayudará no sólo a su silue­ta, sino también a fortale­cer su cabello, que brillará y evitará la pérdida del mis­mo. Cuide su aspecto inte­rior y a la vez el exterior.

 Para mas Informacion sobre tener una alimentacion y cuidados del cabello Haz Click Aqui…