Como combatir la anemia en el Embarazo

combatir anemia embarazo-problemas de mujer

Es la capacidad dis­minuida de los gló­bulos rojos para transportar oxígeno o hierro, muy co­mún en las embarazadas lla­mada también anemia graví­dica causada por un aumento del 50% en el volumen sanguineo de la mujer.

El desarrollo del bebé depen­de en gran medida del suminis­tro de sangre de la madre, por lo que la anemia no tratada podría ocasionar un creci­miento fetal deficiente, un na­cimiento prematuro y un bebé de bajo peso al nacer.

Normalmente, a no ser que la anemia se muy pronunciada, la mujer embarazada no tiene síntomas de anemia o puede confundirlos con otros sínto­mas comunes en el embara­zo como taquicardia, fatiga, vértigo o mareos.

Por eso, para detectarla y tratarla suele realizarse un análi­sis de sangre.

Hay alimentos ricos en hierros como las carnes, aves, pesca­dos, vegetales de hoja verde, las legumbres y el pan.

Aunque la mayoría de las ve­ces el hierro de los alimentos no es suficiente para cubrir las necesidades en el embarazo.

TRATAMIENTO CONTRA LA ANEMIA
El mejor tratamiento de la anemia durante el embarazo es prevenir su aparición con una
dieta variada y equilibrada, que incluya alimentos ricos en hierro y en vitaminas cuyas carencias provocan el desarrollo de la anemia. Una dieta vegetariana estricta no aporta las necesidades diarias de hierro y vitamina 1512, por lo que se debe consultar con el médico la conveniencia de utilizar suplementos durante el embarazo.

Es importante incluir en la dieta los siguientes alimentos:

Hígado.

Carnes rojas.

Carnes de ave (pollo, pavo pato).

• Huevos.

. Frutas ricas en vitamina C, que ayuda al organismo a absorbe el hierro (naranjas, limones fresas, kiwi…).

. Vegetales de hojas verde: (espinacas, brócoli, acelgas…). Legumbres (lentejas, habas guisantes…).

Pan de harina integral. Pescado y mariscos (sardinas, anchoas, mejillones, almejas, etcétera).

Una vez instaurada, la anemia se trata administrando suplementos de hierro, ácido fólico o vitamina B12, y manteniendo su consumo durante todo el embarazo e, incluso, tras el parto, hasta que el trastorne desaparezca.

La anemia es una de las complicacio­nes más frecuentes durante el embarazo. Muchas mujeres la padecen, especialmen­te a partir del segundo trimestre.

Para mayor Informacion sobre el Embarazo Haz Click Aqui…