Como se debe consumir las Frutas.

consumir frutas-problemas de mujer

Sepa cómo y cuándo hay qué comerlas para poder disfrutarlas

El único problema con las frutas, es que la mayoría de las personas no saben como comerlas, de for­ma de permitir que su cuerpo asi­mile efectivamente sus nutrientes.

Pero, al contrario que con otros alimentos, con la fruta el orden de los factores alte­ra el producto; no tiene el mis­mo efecto ingerida en el pos­tre, de primer plato o como aperitivo.

OBSERVE ESTOS CONSEJOS

– Deben consumirse frescas.

– Deben consumirse solas, sin mezclarla con otro ali­mento.

– No se debe abusar de los jugos de frutas ácidas.

– No es conveniente tomar jugos de frutas después de las comidas. Debe hacerse una hora antes o una hora después.

– Las verduras y las frutas no se deben consumir en la misma comida.

– La naranja debe consumir­se sola. “La naranja es oro por la mañana, plata al me­diodía y plomo por la noche”.

– Las frutas cítricas deben consumirse antes de las 2 de la tarde.

– Las frutas dulces se pue­den consumir a cualquier hora del día.

– Todas las frutas deben masticarse bien.

– Deben consumirse madu­ras y en la mayoría de los casos sin cáscaras ni semi­llas.

– No deben consumirse come postre, dificulta la digestión.

– Se deben comer con el es­tómago vacío preferentemen­te. Ya que la fruta se digiere en el intestino delgado y si el estómago está lleno, esta comienza a fermentar antes de ser digerida

CUIDADO CON LAS MEZCLAS

Las ensaladas de frutas sólo se deben hacer de fru­tas dulces. Hay frutas que no se pueden mezclar, ya que producen reacciones químicas perjudiciales para el organismo, puesto que los aceites de las frutas neutras y los azúcares de las dulces, producen fer­mentos tóxicos para la vida celular. Tampoco son com­patibles con las ácidas, pues al mezclarse los áci­dos con los azúcares, re­tardan la formación de glu­cosa, permaneciendo más tiempo de lo normal en los intestinos, lo cual produce fermentaciones tóxicas.

NO MEZCLAR:

Naranja con zanahoria: Eleva la acidez, causa disfunciones en el hígado, estimula el exceso de bilis, potencia sustancias que agreden el sistema renal, pro­duce agrieras, reflujo y deterioro de los uréteres.

– Piña con lácteos: Es un tóxico tan poderoso, que re­vienta cucarachas, la bromelina que contiene la piña potencializa los princi­pios activos que disparan la intoxicación.

-Guayaba con plátano: Causa problemas de hiperacidez o acidosis.

VITAMINAS DE LAS FRUTAS

Vitamina A: Se encuentra en las frutas amarillas, oleaginosas y secas, así como en los limones, naranjas y albaricoques. Favorece el crecimiento, fortalece los teji­dos y genera resistencia contra las infecciones, es nece­saria para los ojos, la piel, fortifica el cabello y previene resfriados e infecciones de la mucosa.

Vitamina Bl: Previene la fatiga, es antineurítica e in­terviene en el crecimiento, ayuda a la digestión. Se en­cuentra abundante en la naranja. Estimula las secreciones glandulares.

Vitamina B2: Da brillo a los ojos y un buen color a la piel. Se encuentra en almendras, avellanas y nueces.

Vitamina C: Favorece el sistema inmunológico, el de­sarrollo de los huesos y dientes, estimula el crecimiento, baja la atención arterial, disminuye la glicemia. Es desin­fectante.

Vitamina D: Favorece e¡ crecimiento. Importante en la reproducción y en las funciones nerviosas y musculares, protege las células, es antioxidante y conserva los tejidos.