Consejos Dieteticos para mantener un Higado sano

higado sano-problemas de mujer

EI hígado, es la más voluminosa de las vísceras y una de las más importan­tes por su actividad metabólica. Tie­ne encomendadas más de 500 tareas de las cuales al menos 22 son vitales para que nuestro organismo funcione correc­tamente.

Se trata de un órgano glandular al que se le atribuyen numerosas funciones, entre estas podemos incluir:

– Síntesis de proteínas plasmáticas.

– Función desintoxicante.

– Almacenaje de vitaminas y glucógeno. – Secreción de bilis, entre otras.

– Eliminación de la sangre las sustancias que puedan resul­tar nocivas para el organismo, convirtiéndolas en inocuas.

LO QUE DEBEMOS EVITAR

Los alimentos que debemos evitar son aquellos que le dan más trabajo al hígado. Entre estos podemos incluir:

Las grasas saturadas: es im­portante limitar la ingesta de carnes con mucha grasa como el chorizo, el tocino, el salami, las salchichas y los pro­ductos lácteos (cremas, hela­dos, quesos, leche entera, etc). Recuerde que las patatas fri­tas envasadas y los snack (doritos, cheetos, etc) son ri­cos en grasas saturadas.

Alimentos procesados: evite alimentos como el pan blan­co, arroz blanco, dulces (pas­teles, galletas, donuts, etc) y sustitúyalos por sus deriva­dos integrales.

Sustancias químicas: dentro lo posible evite los coloran­tes, saborizantes y conser­vantes alimentarios. Así como, los insecticidas y pesticidas. Ya que pueden dar más traba­jo a nuestro hígado.

La cafeína: limite su consumo a 2 o 3 tazas de café al día. Ya que la cafeína se procesa en nuestro hígado dificultando así, la purificación del mismo. Recuerde que el té, el café y la mayoría de los re­frescos de cola contienen mucha cafeína.

El alcohol: evite el consumo de alcohol que es una potente toxina que daña

nuestro hígado causando numerosas enfermedades hepáticas.

– Las drogas: evite el consumo de drogas porque dentro del grave perjuicio que ocasionan en el organismo causan un estrés importante al hígado, ade­más del deterioro gene­ral que redunda en su mala oxigenación y fun­cionamiento.

Por último indicar que es importante evitar to­mar multivitaminas con hierro sin prescripción médica pautada, dado que el exceso de este mineral se almacena en el hígado y el agregado de este mineral puede aumentar el riesgo de intoxicación por hierro.

CONSEJOS PARA UNA DIETA SALUDABLE

Para conseguir un buen funcionamiento de nuestro hígado y consecuentemente tepe una buena salud es importan te seguir una dieta saludable ¿Pero cómo podemos logra esto? Si sigue los siguiente: consejos en su dieta diaria podrá alcanzarlo.

– Para ello recuerde y aplique el lema de «cinco al día» «colorea tú dieta»: coma abundante cantidad de frutas y ver duras crudas o poco cocidas especialmente verduras d( hoja y color verde oscuro También frutas y verduras d( color naranja, amarillo, púrpura y rojo, ya que contienen enzimas vivas, fibra, vitamini C. sustancias antibióticas naturales y fitonutrientes que no: protegen del cáncer.

– Tome alimentos ricos en glutation (GSH) o que ayuden 2 organismo a producirlo. Se trata de un tripéptido no proteínico que deriva de aminoáciclos. Es un antioxidante que ayuda a proteger las célula: de especies reactivas de oxígeno como los radicales libre y los peróxidos. Alimentos que son fuente de glutation son: lo: espárragos, la sandia, el brocoli y el boldo. Las papayas y los aguacates son alimentos que ayudan al cuerpo a produ­cirlo.

– Ayude a purificar su hígado. para esto va muy bien los ali­mentos amargos como el dien­te de león, las hojas verdes de mostaza, el melón amargo, la lechuga romana y el tallo del brócoli.

– Tome alimentos protectores como el eneldo, el ajo, las ce- bollas, el boldo, la cúrcuma y la pimienta del ají de Cayena se pueden usar fácilmente al cocinar.

– Introduzca en su dieta ali­mentos ricos en grasa poliin­saturada y monoinsaturada (nueces, palta, semillas. pes­cados ricos en omega 3 como el salmón, el atún, la caballa, la sardina. etc). No olvide po­ner el aceite de oliva en sus platos, preferentemente crudo. Las carnes más recomendadas son las magras y las de ave, preferentemente, a ¡a plancha o al vapor.

Los lácteos recomendados son los desnatados o semidesnatados: leches desnata­das o semidesnatadas, que­sos blancos y poco curados y descremados. yogures desna­tados. Evite las natas.

– Beba abundante agua (6 a 10 vasos por día) así, ayudare­mos a nuestros riñones elimi­nar las toxinas que el hígado ha procesado. No olvídelas infusiones de boldo, carde mariano, diente de león).

– Limite el consumo de bebi­das ricas en cafeína. Mejor tome té verde que además de tener propiedades inmunoes­timulantes contiene menos cafeina que el cafe.

 

Para mas Informacion sobre una dieta saludable Haz Click Aqui…